Escribir con mirada intercultural

Fuente: cmasd21.es

A diferencia del léxico y la gramática, la cultura es uno de los aspectos más olvidados a la hora de escribir lecturas graduadas. De forma general, un escritor nunca debe perder de vista la audiencia a la que se dirige. En este sentido, para ser un escritor de este tipo de textos hay que asumir qué referentes culturales no van a ser obvios para un aprendiente de ELE. Daniel Cassany (2006: 142) explica este fenómeno de la siguiente manera:

«En la lectura intercultural el escritor y los lectores poseen culturas distintas. Provienen de diferentes comunidades humanas y no comparten los referentes culturales, el margo geográfico o histórico o los valores y las actitudes ante la vida y el mundo.»

El autor tendrá que tomar decisiones para seleccionar los referentes culturales y presentarlos de forma clara y explícita. El Plan Curricular puede servirnos de orientación en su capítulo “10. Referentes culturales”. Sin embargo, desde mi experiencia con los manuales de ELE, no sé hasta qué punto los aprendientes de ELE adquieren los conocimientos culturales de cada nivel que aparecen en este capítulo. Dependiendo de la editorial, el espacio y la selección de contenidos culturales hispánicos puede variar mucho de un manual a otro. Mi consejo es que si la cultura hispánica va a formar parte importante del contenido de la lectura graduada, sería aconsejable que el autor se guiase del capítulo diez del Plan Curricular para la selección de los referentes culturales que aparecerán en la obra. En todo caso, es muy conveniente glosar los términos que contenga una carga especial de cultura hispánica.

Sin embargo, no todos los referentes culturales de los hispanohablantes están en el PCIC. Por ejemplo, en una lectura graduada de nivel A1 mencionaban el modelo de un coche de la siguiente forma: “mi viejo Corsa”. Este modelo de coche es bastante popular y conocido en España; sin embargo, el autor de lecturas graduadas debería preguntarse: ¿Hay este modelo de coche en el resto del mundo? De acuerdo con la Wikipedia este modelo no tiene el mismo nombre o no se comercializa en: China, Japón, Australia y buena parte de Próximo Oriente. Ante este problema hay varias posibles soluciones:

a)     Glosar el término en los márgenes o a pie de página. Por ejemplo: «Corsa: modelo de coche de la empresa Opel bastante común en España».

b)     Cambiar “mi viejo Corsa” por un término genérico: “mi viejo coche”.

c)     Buscar otro modelo de coche alternativo que no presente este problema cultural (tarea más complicada pues requiere investigar y no garantiza resultados). Esta opción puede ser más viable si la lectura graduada está destinada a aprendientes de ELE de la misma nacionalidad.

Las lecturas graduadas son un excelente formato para ambientar historias en la cultura hispánica y transmitir valores interculturales. No obstante, esta tarea debe hacerse con cuidado para no ofrecer al lector una visión cultural simplista cargada de tópicos y estereotipos.

Una buena página web con multitud de recursos para ampliar nuestra visión intercultural es:  http://www.cuadernointercultural.com/

Bibliografía:

-CASSANY, D. (2006): Tras las líneas. Sobre la lectura contemporánea. Barcelona.

-INSTITUTO CERVANTES (2006): Plan curricular del Instituto Cervantes. Niveles de referencia para el español A1 A2, Madrid.

-MILNE, J. (1977): Heineman Guided Readers Handbook, London.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lecturas graduadas, Trabajo fin de máster y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s