Pepa Villa, Fantasmas en la escalera

Hoy es un día especial porque va a ser el primer comentario que realice de una lectura graduada en este blog. La Editorial Difusión me ha facilitado tres de sus títulos para ayudarles a mejorar sus publicaciones. Hoy hablaremos de Fantasmas en la escalera de la colección “Pepa Villa, Taxista en Barcelona” y cuyas autoras son Alicia Estopiñá y Neus Sans.

Portada del libro Fantasmas en la escalera.
Fuente: difusion.com

La seña de identidad de la colección en la que se encuentra esta obra es ofrecer al alumno la oportunidad de entrar en contacto con el registro coloquial desde los primeros niveles. Este reto que se proponen las autoras está motivado por la dificultad que conlleva usar adecuadamente el lenguaje coloquial o vulgar. Desde mi punto de vista, las lecturas graduadas narrativas son un excelente medio para aprender el registro coloquial porque permiten presentarlo en contexto dentro de unas situaciones comunicativas representativas de la realidad.

La preferencia por el lenguaje coloquial en los diálogos es un gran atractivo para aquellos estudiantes que están interesados en aprender el castellano o las variedades dialectales del español de  España, pues muchas de las expresiones y términos coloquiales que aparecen en el libro son comunes en todo el territorio español gracias a su difusión por medio del cine y series de televisión. No obstante, es posible que no pueda interesar tanto a otros estudiantes  que están aprendiendo el español con la vista puesta en Hispano-américa, porque dentro de las variaciones dialectales, el registro coloquial es el que más varía entre las variedades del español de España y el español que se pueda hablar en lugares como Buenos Aires, Caracas o Ciudad de México.

En la forma de presentar este registro coloquial, destaca la apuesta por ofrecer un amplio abanico de distintos términos. Ello ofrece la ventaja de exponer a una mayor variedad y riqueza léxica; no obstante, desde mi perspectiva merece la pena presentar el léxico nuevo de una forma más dosificada y con generosas repeticiones para dar la oportunidad de fijar mejor la palabra y aprenderla en un mayor número de contextos (vital para el aprendizaje de términos de carácter coloquial). Del tratamiento del léxico, lo que más me ha gustado ha sido la clasificación de las palabras del glosario, que diferencia de forma, visual, creativa y eficaz las palabras y expresiones que son de carácter coloquial y vulgar.

glosario 001 (2)

La gramática también está bien graduada como el vocabulario. Es evidente que las autoras han prestado mucha atención al código y que conocen bien las limitaciones lingüísticas a las que se enfrentan los aprendices de nivel A1. Predomina el presente simple y la sintaxis de las frases no es compleja con frases no muy extensas.

En cuanto a los contenidos culturales, solo he echado en falta alguna nota en el glosario para explicar que es el día de Todos los Santos y alguna explicación histórica al motivo del ocultamiento de las joyas (una brevísima definición de la guerra civil y por qué esa familia republicana se vio obligada a esconder sus joyas). Por lo demás, el libro hace un buen esfuerzo por mostrar pinceladas de la vida de la sociedad barcelonesa y elementos de la cultura catalana como los panellets o algunas canciones españolas.

Por último, la narrativa está bastante lograda y consigue enganchar al lector (especialmente en las últimas 15 páginas). Aunque el final da la impresión de ser un tanto abrupto, no hubiera dejado esa sensación de haber tenido un epílogo o contar que pasó con los personajes después de encontrar las joyas.  En cuanto a los propios personajes, en el plano literario no sobra ninguno, pues todos añaden riqueza a la trama. A pesar de ello, yo no hubiera incluido el personaje argentino por no mezclar variedades del español en los niveles iniciales. Considero que en estos niveles es mejor centrarse en una sola variedad dialectal para que los aprendices no las confundan y las mezclen. Además, no hay necesidad de añadir una dificultad de comprensión añadida (el registro coloquial ya supone suficiente reto).

En resumen, aunque se pueden mejorar algunos aspectos, Fantasmas en la escalera es un buen ejemplo de lectura graduada pues consigue ofrecer una buena graduación del texto sin que suponga un obstáculo para crear una narración divertida y llena de vida. Creo que sería una lectura que funcionaría muy bien en clases de español con Erasmus o con estudiantes internacionales que quieran venir a España.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A1, Lecturas graduadas, Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s